Salsa de anacardos

Aprende a preparar una deliciosa salsa de anacardos saludable en 5 minutos con esta receta fácil y rápida. Además, es sin gluten y sin aceite.

Salsa de anacardos en un bol negro con perejil para decorar.

No es fácil encontrar salsas que estén deliciosas y que a la vez sean saludables. Esta cumple las dos cosas: es saludable (no lleva aceites ni azúcares) y está MUY buena. Además, se prepara en menos de 5 minutos. Vale, hay que tener los anacardos en remojo primero, pero eso es tan poco que no cuenta, ¿no? Además, en esta receta te doy 2 formas de remojar tus anacardos: la clásica y la exprés.

También puedes preparar mucha salsa y congelar para otros días. De esta forma, ya tendrás una deliciosa salsa de anacardos saludable lista para acompañar la comida que desees. Si quieres saber más sobre cómo congelar esta salsa, sigue leyendo, que ya llegaremos a ese punto.

Ingredientes para preparar salsa de anacardos

  • Anacardos. Preferiblemente anacardos que no estén fritos ni salados. Tienes que tenerlos en remojo antes de empezar a preparar la salsa, como te contaré más adelante.
  • Levadura nutricional. No es completamente necesaria, así que puedes preparar la salsa aunque no tengas levadura nutricional en casa. Aun así, es algo que te recomiendo añadir al 100%, ya que hace que la salsa pase de estar buena a estar INCREÍBLE. Además, la levadura nutricional es muy saludable, ya que está llena de vitaminas y minerales.
  • Ajo en polvo.
  • Sal.
  • Agua.
  • Zumo de limón. Puedes usar zumo de limón comprado o puedes exprimir el limón tú mismo. Yo siempre recomiendo utilizar zumo de limón fresco, pero a veces no tenemos limón en casa o es más cómodo utilizar zumo de limón de bote.

Es importante tener los anacardos en remojo antes de empezar a preparar esta deliciosa salsa.

Salsa de anacardos en un bol negro con tres anacardos al lado.

¿Cómo pongo los anacardos en remojo? ¿Y por qué es tan importante?

Empezaremos por el porqué. Los anacardos son la base de esta salsa, dándole esa textura cremosa tan característica. Si usamos los anacardos directamente sin remojarlos, estarán duros, así que la crema no quedará tan cremosa y estará llena de trocitos de anacardos que no se han terminado de moler bien. Para evitar esto, tenemos que lograr que nuestros anacardos se ablanden antes de empezar a preparar nuestra receta. ¿Cómo consigues que se ablanden? Solo tienes que elegir una de estas dos opciones:

  • Opción clásica. Pon los anacardos en remojo durante un mínimo de 3 horas. Es la opción más cómoda (ya que no tienes que poner a hervir agua), pero solo puedes usarla cuando puedes esperar unas horas para empezar a preparar la salsa.
  • Opción exprés. Pon los anacardos en remojo durante 30 min en agua muy caliente (es decir, hirviendo o a punto de hervir). Solo tienes que poner los anacardos en un bol o cazo y echar el agua hirviendo encima. Importante: NO tienes que tenerlos al fuego durante esos 30 minutos. Esta opción es ideal para cuando tienes poco tiempo para preparar esta receta.

Para saber si tus anacardos están listos para empezar a hacer tu salsa, solo tienes que fijarte en que tengan una textura flexible y se puedan doblar un poquito. Si es así, ya sabes que puedes comenzar a preparar tu salsa de anacardos y que en solo 5 minutos podrás saborearla. ¡Verás cómo la espera ha merecido la pena!

Salsa de anacardos en un bol negro con perejil para decorar.

¿Puedo congelar esta salsa de anacardos?

¡Por supuesto! No solo puedes, sino que te lo recomiendo. Quizá te lo estás preguntando porque no sabes qué hacer si sobra o porque te estás planteando preparar mucha salsa de golpe y así tener lista para otros días. Si estás en alguna de estas situaciones, te confirmo que congelar esta salsa de anacardos es una idea espectacular.

La mejor forma consiste en hacer cubitos de hielo con la salsa. Para ello, solo tenemos que meter la salsa en cubiteras (moldes de cubitos de hielo) como si estuviéramos rellenando los cubitos con agua. De esta forma, tendremos la salsa dividida en cubitos y podemos descongelar solamente la cantidad que vayamos a utilizar. ¿No te parece una idea magnífica?

Otras recetas que también te pueden interesar

¿Has hecho esta receta?

Si has hecho o vas a hacer esta receta, me encantaría que subieras una foto a Instagram y me etiquetaras (@vgreenbrisa).

Aviso: este artículo contiene enlaces de afiliados.

Salsa de anacardos

Aprende a preparar una deliciosa salsa de anacardos saludable en 5 minutos con esta receta fácil y rápida. Además, es sin gluten y sin aceite.
Tiempo de preparación 5 min

Ingredientes
  

  • 120 g anacardos
  • 2 cdas levadura nutricional (opcional pero muy recomendable)
  • 1/2 cdita ajo en polvo
  • 1/2 cdita sal
  • 140 ml agua
  • 1 cdita zumo de limón

Elaboración paso a paso
 

  • Empezaremos poniendo los anacardos en remojo durante 3 horas o, si tenemos poco tiempo, podemos ponerlo en remojo durante solo 30 minutos en agua muy caliente. Una vez estén flexibles y se puedan doblar un poquito, ya estarán listos para preparar la salsa.
  • Ponemos todos los ingredientes en una batidora de vaso y batimos hasta que obtengamos una salsa cremosa y sin trocitos. Sirve en frío.
  • Si te sobra salsa o si quieres tener salsa lista para otros días, puedes congelarla. Échale un vistazo a las notas de esta receta para más detalles.

Notas

  • Si te sobra salsa o quieres tener salsa preparada para usarla en otro momento, puedes congelarla. Yo te recomiendo hacer cubitos de hielo poniendo la salsa en una cubitera, así puedes usar solo los cubitos de salsa que necesites. De esta forma, siempre tendrás salsa de anacardos lista para cuando te apetezca una salsa saludable y sabrosa.
Salsa de anacardos sin gluten y vegana
Salsa de anacardos vegana, sin gluten y sin aceite
Salsa de anacardos sin gluten y sin aceite

You Might Also Like